CONTRA TRISTEZA


lucho2
En representación de la directiva de la Gran Logia Internacional de los Corazones Traicionados, es grato darle la bienvenida a nuestra prestigiosa organización que agrupa a millones de sobrevivientes al engaño, el desamor, y el abandono en todas y cada una de sus odiosas formas. En su calidad de nuevo socio, lo invitamos afectuosamente a celebrar con nosotros -la medianoche del próximo jueves- el siguiente rito de iniciación repitiendo nuestro milenario conjuro contra el desespero. Instrucciones:

1. Antes de comenzar la ofrenda, únjase con los siete aceites fragantes correspondientesa las siete potencias africanas, a saber: Perfume “Sal pa’fuera” en honor a Changó, perfume “Nunca me Olvides” en honor a Ochún, perfume “7 Machos” en honor a Yemayá, perfume “Yo puedo y tú no” en honor a Obatalá, perfume “Amansa Guapo” en honor a Orulá y, finalmente, perfume “Harás mi Voluntad” en honor a Elegguá.

2. Quémese una lata de Incienso “Contra Tristeza”.

3. Fórmese un círculo con crisantemos amarillos, o, mejor aún, con girasoles y párese al centro íntegramente vestido de blanco. O desvestido de blanco, si así lo prefiere.

4. Aplíquese un huaracazo de “Habana Club 7 años” y degústese un exquisito habano “Cohiba” o “Montecristo” repitiendo el nombre completo de la infausta o infausto seguido de la frase “la parimpamputa que te remilparió” o cualesquiera sinónimos de su agrado.

5. Escúchese a todo volumen, la canción “Qué manera de quererte”, de preferencia interpretada por Xiomara Laugart. De ser posible: báilese.

6. Léase en voz alta la siguiente oración que Saint Louis of Jesus Mary nos enseñó:

No mueras más/oye una sinfonía para banda/volverás a amarte cuando escuches/diez trombones/con su añil claridad/No mueras/sal de las aguas/sécate/contémplate en el espejo/en el que te ahogabas.

(Bis, hasta que pierda el conocimiento o se la aprenda de memoria)

Y finalmente, claro, eso, contémplese -jubilosamente- en el espejo, póngase todavía más guapo (si esto es posible), salga a las calles y regocíjese al comprobar que el mar está lleno de pájaros y el cielo, de peces. Y que una belleza improbable le vuelve a contaminar el alma. Y que toda la pena se acaba al doblar esta esquina.

¡Viva la apatía!


Espero que tu generacion pueda,
algun dia, avergonzarse de la nuestra.
Lucho Hernandez

Nacimos con el general Velasco que, en las tandas comeciales del Tio Jhonny o de Sombrita, nos enseñaba a ser niños peruanos ala prepo, repitiendo -en blanco y negro- tahua canal Limamanta pacha hasta el hartazgo. Tupac Amaru habia arrebatado a Batman el primer lugar en nuestro ranking de superhéroes favoritos, en el que competian de igual a igual, Cachito Ramirez y Ultra Seven pues, para ambos habia lugar en esas galerias de honor que eran los albunes de figuritas Navarrete. Las Propinas, gigantescas monedas de a sol con las que facilmente se podia jugar una partida de sapo, alcanzaban con holgura para procurarse aquel extraordinario pasatiempo de la era pre-nintendo: la lectura, pues leiamos en cantidades de chistes mexicanos que,de hecho,moldearon nuestras candorosas sensibilidades apunta de sadicas Periquitas, Wonder Women calientahuevos o Hermelindas lindas exquisitamente repulsivas.

Seguir leyendo “¡Viva la apatía!”

nadie debe morir solo


—¿Qué es para ti la soledad?pulp_fiction
—Uy, curuju. Nos pusimos filosóficos. La canción.
—Contéstame, pues.
—Pucha, compadre, no sé. Lo que pasa es que yo he estado solo siempre. Es mi estado habitual. No veo por qué haya que hacerla tan trágica, tampoco.
—Ya, ya, ya. Hazte el bacán ahora. Te apuesto que tú matarías porque esta casa no fuera así de tristona y silenciosa.
—Lo que pasa es que cuando necesitas compañía, sales y la buscas y ya está. Pero cuando vives con alguien y necesitas estar solo, ¿qué haces? No puedes botar a la otra persona a la calle, ¿no?
-Sigues sin responder mi pregunta, pendejo.
—Estar solo, de alguna manera, es ser libre. Haces lo que te da la gana. No dependes de nadie. Nadie depende de ti.
—Oh, sí, sí, seguro. Esa no te la crees ni tú.
Seguir leyendo “nadie debe morir solo”

volver[á] a mi….. la maldita primavera


Hello my dark side: Me dejaste pensando toda esa noche y varias noches más sobre eso de que tú y yo hacemos link por el lado oscuro y tienes razón, porque contigo descubrí un culo de cosas de la vida, cosas que normalmente no hubiera hecho, ( y me parece que tú menos, ja,ja,ja). Lippy, Lippy, Lippy: Tal vez ni te lo imaginaste pero hasta ahora tengo una dirección de correo que sólo conservo porque allí me escribías tú. Una vez, por temor a los hackers, la abrí para guardar allí los 261 mensajes que tenía entonces en mi buzón. Y como eran todos correos ya leídos, nunca los abrí. Así que, aunque ya parecía cacha, el mailbox me recibía diciendo: “261 mensajes nuevos”. Lo abría toditos los días, a veces hasta varias veces al día, con la única ilusión de que dijera: 262. Porque eso hubiera significado que habías pensado en mí y me habías escrito. Pero tú tenías siempre tanta gente en quién pensar y yo en tan poca…pero eso sí, no había quién nos ganara en lo de las llamadas de larga distancia: una sola ininterrumpida carcajada que duraba la madrugada completa. Déjame amarte, como si el amor viviera y aunque no quiera, sin quererlo pienso en ti

Martin Pajuelo